¿Ir a terapia? Pero si yo estoy bien y eso es para locos!

¿Ir a terapia? Pero si yo estoy bien y eso es para locos!

mayo 20, 2019

¿Ir a terapia? Pero si yo estoy bien y eso es para locos!

*Creo que el principal problema al que nos enfrentamos las personas dedicadas a trabajar con la salud mental es la creencia que todavía tiene gran parte de la sociedad respecto a lo que realmente significa realizar un proceso terapéutico. Muchas personas piensan que ir al psicólogo significa que algo no está bien con nuestra mente, imagínate que además del problema o situación con el que estemos lidiando tengamos esa sensación de “esconder” que vamos al psicólogo porque no deseamos que los demás vean que estamos mal o algo en nuestra mente está fallando, sinceramente eso solo generaría otro malestar, y la gente piensa así por ignorancia, por no saber ni informarse en lo que realmente hacemos los psicólogos, así que vamos a analizar y explicar algunos puntos.

  1. “Me fue mal con un psicólogo” Esto es comprensible ya que sin importar que tengamos el mismo título los profesionales tenemos diferentes enfoques y maneras de trabajar, tal vez el psicólogo al que acudiste no tenía un enfoque que pudiera ayudarte de una forma que tu entendieras pero siempre puedes probar asistir con uno o varios más, la clave está en encontrar al profesional con quien te sientas cómodo y quieras regresar, ya que esto hará más fácil el que tú también te comprometas con el proceso porque no, los psicólogos no hacemos magia y es un trabajo de dos.

2.- “Es muy caro, no puedo pagarlo” Aquí es como en todos lados, hay diferentes opciones dependiendo del bolsillo del cliente pero también es muy importante tener en cuenta que el proceso terapéutico te permite descubrir si algo en tu vida y en tu persona necesita ayuda, si ni siquiera lo sabes entonces sí a la larga tendrías un probablemente un problema más delicado que requerirá otro tipo de ayuda y será aún más costoso, cuánto vale para ti el prevenir y cuidar de tu salud mental y emociones?

  1. “No quiero contarle mis asuntos a un desconocido” Todas las personas son desconocidas hasta que nos damos la oportunidad de tratarlas, además que el psicólogo es un profesional, tiene un código ético, no saldrá a “chismear” lo que le hayas platicado, solo realizará su trabajo como muchas personas más lo hacen cada día. Es aquí donde radica la importancia de tener varias opciones y elegir al profesional con quien te sientas más cómodo.

Y hay muchísimas más razones por las cuales la gente cree que ir a terapia implica estar loco, mal, padecer algo, estar enfermo, pero no siempre es así, de hecho, realizar un proceso terapéutico puede brindarnos información invaluable acerca de nosotros mismos y proporcionarnos herramientas para saber enfrentar las problemáticas de la vida diaria lo cual nos evitará necesitar otro tipo de ayudas por situaciones que sí se volvieron problemas de salud.

Todos los seres humanos desde pequeños se nos enseña que el ciclo de la vida es ese que venía en los libros de biología -nacer, crecer, reproducirse y morir- hoy en día sabemos que tenemos infinidad de opciones y cada día aparecen muchas más y es que tenemos también acceso a más educación, oportunidades y derechos para elegir qué deseamos hacer con nuestra vida pero esto puede ser agobiante porque no se nos enseña a lidiar con los cambios, este proceso genera sentimientos, pensamientos, conductas, etc que en muchas ocasiones no sabemos ni siquiera qué es lo que sentimos o de dónde vienen dichas sensaciones…puede ayudarme con esto un psicólogo? Claro que sí, con esto y más.

Aquí te enlisto algunas de las situaciones cotidianas en las que un proceso terapéutico es recomendable:

  • No le encuentras sentido a lo que haces.
  • Tú relación de pareja ya no es buena, todas o la mayoría de tus relaciones de pareja fallan.
  • Duermes mucho más o mucho menos que antes, estás irritable, tus hábitos han cambiado.
  • Tienes adicciones (alcohol, tabaco, drogas, juego, trabajo, etc)
  •  Están sucediendo muchos eventos y cambios y te sientes agobiado.

Entonces si tenemos en cuenta que la terapia mejora nuestra calidad de vida, nos brinda empoderamiento personal, autoconocimiento, estabilidad emocional,etc… dejemos de creer que ir al psicólogo es de locos cuando la única locura es no mejorar nuestra vida.

 


Emily Castillo Ocampo
Psicóloga Feminista
Terapeuta y Jefa de Formación y Capacitación de Melinas.



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

RELATOS DE CHIDAS Y CHINGONAS: Vitiligo
RELATOS DE CHIDAS Y CHINGONAS: Vitiligo

febrero 25, 2020

Mi madre siempre me decía, hija eres hermosa ¿porque no lo ves? me acompañó siempre a consultas, me apoyó en tratamientos, me apoyaba cuando más me afectaban las malas palabras, me compraba maquillaje especial cada mes para usarlo en cantidades excesivas para taparme, (porque la idea de la bolsa de papel en la cabeza es algo loca jaja) y al final, estuvo ahí, orgullosa con la sonrisa enorme y las lágrimas de alegría cuando encontramos la cura, "la aceptación".

Ver artículo completo

Colaboración: REFLEXIONES DE SAN VALENTÍN
Colaboración: REFLEXIONES DE SAN VALENTÍN

febrero 18, 2020

Ver artículo completo

¿POR QUÉ RESULTA TAN DIFÍCIL CAMBIAR?
¿POR QUÉ RESULTA TAN DIFÍCIL CAMBIAR?

febrero 05, 2020

Ver artículo completo