En palabras XL: Mi experiencia Melinas!

En palabras XL: Mi experiencia Melinas!

noviembre 15, 2018

Para nadie es un secreto que para toda niña las famosas Barbies son prácticamente el único referente que tienen en su infancia en cuanto a juguetes, y que esa imagen irrealista es con lo que crecen en los años más críticos es lo que se hacen como patrón a seguir de belleza como inicio; imagen irrealista acompañada de elementos que además no pertenecen a nuestra cultura, lo que
hace aún más compleja la situación a nivel emocional, porque estamos haciendo que una niña tenga de punto de comparación una muñeca que no tiene nada, pero absolutamente nada que ver con ella y su cultura. 

De pequeña fui influenciada por la moda por mi madre quien se destacó tímidamente en la orfebrería y el diseño de modas. De ella se me hizo familiar el hablar de patronajes, formas, tallas, telas y demás temas relacionados. Por ello era para mí “un paseo” como se diría coloquialmente, re-estructurar a mis Barbies, les ponía estratégicamente parches de algodón para que tuvieran
panza, más caderas o las piernas más gordas, porque yo insistía en que tenían que parecerse a mí. Y eso es solamente hablando del cuerpo. En cuanto a rostro a la fecha nunca pude sentirme identificada con muñeca alguna, puesto que ninguna se asemeja a mí.


Cuando visitaba almacenes de telas y veía maniquíes, mentalmente convertía todos los diseños a mi talla y tipo de cuerpo. Era automático. El vernos reflejados en lo que compramos, en lo que manejamos a diario, especialmente para una niña/joven es sumo importante, un ejercicio de reflejo importantísimo de hacer en todas las etapas de la vida, sea de moda o no de lo que se esté hablando.


Cuando supe de las muñecas Melinas, brinqué de emoción y no me podía creer que finalmente una muñeca tuviera al menos el cuerpo exacto al mío. Una muñeca gorda, hermosa, con celulitis, con figura de triángulo, una muñeca hermosamente real.


Mi sorpresa es que en uno de los tantos momentitos ricos de pláticas que tuvimos en “The Curvy Fest” me dieron la amanecida de mi vida, dicho en buen venezolano. Sorprendida totalmente, con un regalo de Melina Alarconi, quien me regaló mi propia muñeca Melina, cosa que aún no me puedo creer…tener mi propia muñeca bonita, bonita como yo. 


La primera reacción fue incredulidad, no daba crédito de lo que estaba pasando, la abracé muy fuerte, lloré como niña, porque me sentí como niña. Fue un Flashback emocional bestial por segundos. Mi Melina, mi muñeca bonita ¡No lo podía creer! La muñeca que siempre soñé por fin tenía rostro. Ya no tenía que ponerle parches de algodón o imaginarla gorda como yo, ya era una realidad.

Era un momento para grabar pero a la vez no, demasiado íntimo, sagrado, intenso. Y agradezco a mis hermanas y mamita adoptadas por haberlo respetado. Un momento que nunca pensé vivir… 



Poco a poco volví a mi edad actual, mientras mi llanto se calmaba, sin embargo confieso que fue uno de los momentos más intensos y fuertes que emocionalmente he vivido. No me pregunten por qué, pero verse reflejada en una muñeca que se parece tremendamente a ti tiene un efecto psicológico tan extremo y fuerte, tan necesario y positivo.

Derivado de este hermoso regalo se han presentado otras escenas en mi entorno que me reservo para mi fuero personal, pero que sin duda alguna me confirman el bien necesario que son estas muñecas, en tantas formas y maneras. Por adulto que seas, tocarán tu fibra de niño interno de una manera difícil de describir…


El empaque donde vienen las Melinas es una bolsa de papel hermosa que reza por fuera se maneje con amor, haciendo referencia al cuidado con que se manejan las cajas que contienen cristalería fina, y no puedo estar más de
acuerdo. El trasfondo de esta hermosa muñeca es indiscutiblemente, acariciar y componer el alma rota así como sanar una autoestima sumamente golpeada. A los Latinos nos enseñan de mil formas a no aceptar y no querer lo que somos y estas muñecas llegaron para quedarse a sanar esto.

 

Y tu ¿Qué esperas para buscar tu hermosa Melina?
¡Hasta la próxima!


En Palabras XL, es una columna de Jennifer Barreto-Leyva para Melinas
Descubre más sobre este icono del Body Positive en América Latina, dando Click Aquí



Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

COLABORACIÓN : ¿Cómo puedo obtener el dinero que necesito para alcanzar mis sueños?
COLABORACIÓN : ¿Cómo puedo obtener el dinero que necesito para alcanzar mis sueños?

enero 04, 2019

Cuando comienza un año nuevo, vienen a nuestra mente un sinfín de metas y sueños nuevos por alcanzar. Nos emocionamos, ilusionamos y comenzamos los días con mucho positivismo y ganas de avanzar. Pero al paso de los días y de los meses, nuestros sueños y metas se van quedando atrás y llegamos al final del año sin siquiera recordarlos. Pero ¿por qué pasa esto?

Ver artículo completo

COLABORACIÓN: ¿"Propósitos"? de año nuevo.
COLABORACIÓN: ¿"Propósitos"? de año nuevo.

enero 01, 2019

Hubo ideas como propósitos de año nuevo que me fue inevitable no escuchar
con ese asombro que me confunde y alerta, porque me es impactante escuchar o leer propósitos que digan algo como “quiero ser flaca” o “por fin quiero adelgazar”. Escuchar eso como la petición de algo que se busca hace mucho tiempo, incasablemente, es algo que indica que como seres humanos somos todo menos
humanos con nosotros mismos. Rechazar lo que somos, querer algo más porque nunca somos suficiente, es todo lo que esta detrás de ese “por fin”. Todo por encajar en lo que dictan las directrices de una cultura social que le da más importancia a la perfección que a nuestra valiosa humanidad.

Ver artículo completo

Colaboración:  EL MITO DE LA PERFECCIÓN.
Colaboración: EL MITO DE LA PERFECCIÓN.

diciembre 21, 2018 7 Comentarios

Nuestra sociedad muchas veces no vive deprimida, vive distraída, vive ignorando su propia vida afectiva. Es en nuestra vida afectiva donde está nuestro poder de ser felices y amorosos, porque la vida afectiva nos invita a alimentar nuestra inteligencia espiritual, hay gente que alimenta su inteligencia emocional y eso es un gran paso, pero con el paso del tiempo el mito de la perfección genera un malestar, estrés.

Ver artículo completo