Colaboración: La Importancia De La Representatividad

Colaboración: La Importancia De La Representatividad

marzo 07, 2019

 

Como seres humanos, tenemos la necesidad de identificarnos con modelos; de buscar figuras aspiracionales que nos vayan inspirando y  guiando para afianzar nuestra identidad. Es así, como desde edades muy tempranas, niños y niñas comienzan a descubrir en libros, cuentos, películas y medios de comunicación, a aquellas figuras a las que aspirarán y que los inspirarán en la búsqueda de su definición personal. Hablando de corporalidad, esto no debería tener ningún inconveniente si pudiéramos encontrar diversidad en estos modelos, de forma que cada uno pudiera comenzar a identificarse con aquella figura que se asemeje más a lo que cada uno es.


Sin embargo, tristemente dentro la cultura occidental, se maneja prácticamente una  sola narrativa cuando de cuerpos se trata. Y es que, hablando de figuras aspiracionales, es casi la norma promover la absurda idea de que existe un solo tipo de cuerpo bello, adecuado y con capacidades de éxito. Es así como desde edades muy tempranas las niñas son expuestas a un único modelo de cuerpo y fisionomía como modelo deseado: en casi la totalidad de los cuentos para niños, películas, series de tv e incluso cuando de muñecas se trata, casi todas  las figuras femeninas suelen ser blancas, altas, con rasgos occidentales, y por supuesto, delgadas. Quedan también completamente fuera de representación los cuerpos con capacidades y habilidades diferentes.
Chimamanda Ngozi Adichie, tiene una extraordinaria plática en TED, donde habla de los peligros de escuchar una sola historia. Estar expuestos a una sola narrativa, cuando de cuerpos se trata,  fomenta el estigma y los estereotipos, al tiempo que promueve la insatisfacción corporal en quienes no encajan en el prototipo del “cuerpo adecuado”.


No es necesario hacer gran investigación para darnos cuenta que la mayoría de la población mundial no tiene siquiera acceso genético a estos modelos que se muestran como aspiracionales. ¿Cuántas mujeres del mundo, genéticamente, podrían siquiera aspirar a ser blancas, tener rasgos caucásicos, medir más de 1.70 y pesar menos de 60 kg? Si analizamos esta cuestión, es ridículamente absurdo mostrar este tipo de cuerpo como el “deseable”. Sin embargo, la industria de las dietas y los cuerpos ha logrado, de forma muy inteligente, hacernos creer que si nos esforzamos lo suficiente podemos llegar a estar ahí, y claro que este esfuerzo incluye la inversión de grandes recursos económicos de nuestra parte, que siguen alimentando una industria de más de 66 billones de dólares anuales que no sólo crece cada día más, sino que logra tener a sus clientes cautivos, ya que éstos nunca llegarán a donde se les ha hecho creer que pueden llegar, pero siempre seguirán intentándolo.

Un estudio en el 2012 reportó que aquellas mujeres que eran expuestas a mujeres de tamaños diversos, reportaban sentirse más cómodas con los diferentes tipos de cuerpos. Esto deja claro, que mientras más expuestos estemos a la diversidad corporal en las pantallas y los medios en general, más fácil será que comencemos a aceptar nuestros cuerpos y los de los demás.
Si queremos empezar a crear una cultura inclusiva para todo tipo de cuerpos, es imperativo que empecemos a ver en medios cuerpos diversos como figuras aspiracionales. Es necesario dejar de mostrar a las personas de cuerpos grandes como los “chistosos o simpáticos”, o bien como seres descuidados, flojos e irresponsables. El documental Fattitude, realiza un buen análisis acerca de cómo este tipo de  estereotipos son manejados de forma constante en los medios, y del daño que nos hacen como individuos y como sociedad.

La necesidad de ver cuerpos diversos es apremiante. Tal como lo dice Marian Wright Elman, “You can’t be what you can’t see” (no puedes aspirar a ser algo que no puedes ver). Las nuevas generaciones deberían estar expuestas a cuerpos e identidades diversas si  es que queremos hacer de este un mundo mas incluyente. Iniciativas como la de las muñecas Melinas son parte fundamental de esta cruzada que intenta normalizar todo tipo de cuerpos y desafiar los estereotipos de belleza que tanto daño nos hacen.



Afortunadamente, hoy en día cada vez son más las voces que se alzan promoviendo narrativas distintas y que  fomentan la inclusión de todo tipo de cuerpos como modelos a los que aspirar. Cada vez es más frecuente ver cuerpos distintos en pasarelas de moda, promocionales de cadenas de ropa, de centros de ejercicio y en algunas películas y programas de televisión . La representatividad es importante, y es una pieza clave en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria. Aplaudamos y fomentemos este tipo de iniciativas, y pongamos cada uno nuestro granito de arena en la construcción de un mundo más compasivo para todas las personas, independientemente del cuerpo que habiten.

Raquel Lobatón
Nutrición Incluyente
WEB / FB  / IG


Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.


Ver artículo completo

Soy una Melina (texto de Susana Aliano)
Soy una Melina (texto de Susana Aliano)

marzo 19, 2019

Cuando vi el video, acababa de escribir un texto muy personal que tiene que ver con ese amor propio que estas mujeres tratan de difundir y contagiar a otras mujeres. Me sentí profundamente conectada con la idea y a mi amigo Lawrence solo le pude responder: ¡Me merezco mi Melina!

Ver artículo completo

COLABORACIÓN: ¡Rescata a tu bruja interior!
COLABORACIÓN: ¡Rescata a tu bruja interior!

febrero 21, 2019

Cuando mi mamá murió, inesperadamente de un ataque al corazón, Sabina entró en shock. No podía ser verdad; su abuela siempre cumplía sus promesa y aún no le daba sus lecciones para volar.

Ver artículo completo

COLABORACIÓN : ¿Cómo puedo obtener el dinero que necesito para alcanzar mis sueños?
COLABORACIÓN : ¿Cómo puedo obtener el dinero que necesito para alcanzar mis sueños?

enero 04, 2019

Cuando comienza un año nuevo, vienen a nuestra mente un sinfín de metas y sueños nuevos por alcanzar. Nos emocionamos, ilusionamos y comenzamos los días con mucho positivismo y ganas de avanzar. Pero al paso de los días y de los meses, nuestros sueños y metas se van quedando atrás y llegamos al final del año sin siquiera recordarlos. Pero ¿por qué pasa esto?

Ver artículo completo